Timoteo Aparicio nació en Canelones en 1814 pero vivió casi toda su vida en Florida. Su madre era negra, por lo que sus opositores lo llamaban mulato Aparicio. Fue uno de los más importantes caudillos del Partido Blanco. Tuvo una larga participación en las luchas del bando de Oribe. Entre 1870 y 1872 encabezó la Revolución de las Lanzas, la más grande de las guerras civiles del siglo XIX después de la Guerra Grande. Logró la coparticipación de su partido en el gobierno.