El imperialismo se desarrolló entre 1870 y mediados del siglo XX. Fue una consecuencia de la industrialización de las potencias europeas, que buscaron en la conquista de nuevos territorios la materia prima y los mercados de venta que necesitaban sus industrias.

 

más información

Para conocer más lee los contenidos relacionados a esta actividad.