Cuando llegaron los primeros europeos al Río de la Plata encontraron un territorio poblado por diferentes grupos humanos, con distintos tipos de organización social y económica. En la región donde se encontraba la Banda Oriental, esos grupos estaban dispersos y eran poco numerosos. Resultaron difíciles de conquistar y durante la época colonial fueron perseguidos y desplazados. Más tarde, en el siglo XIX, se realizaron varias campañas para eliminarlos y apropiarse de las tierras que ocupaban.

 

más información

La región platense estaba poblada por distintos grupos humanos antes de la llegada de los europeos. Su organización era diversa. Al norte de lo que hoy es Argentina, la influencia incaica y aymara era muy fuerte y la población numerosa. Eran comunidades sedentarias que cultivaban la tierra y vivían en ciudades o aldeas.

En la región central del actual Paraguay y en el litoral sobre el Atlántico en el sur de Brasil, también había grupos de agricultores sedentarios, como los guaraníes. Es probable que los guaraníes del sur del territorio del Brasil de hoy hayan llegado a ocupar parte del territorio actual de Uruguay en la región noreste.

El resto del territorio de lo que hoy es Uruguay estuvo poblado por grupos nómades que ocupaban una región amplia al este y al oeste del río Uruguay. Vivían de la recolección, la caza y la pesca, e intercambiaban productos con los demás grupos que habitaban el territorio. Estos grupos, y los que habitaban el sur de lo que hoy es Argentina, opusieron una fuerte resistencia a la colonización e hicieron de esta región un lugar de difícil acceso. A pesar de eso, el mestizaje se produjo y la región se pobló lentamente.

Durante los años de la lucha independentista, algunos se incorporaron a los ejércitos revolucionarios. Muchos se mezclaron con el resto de la población. Pero otros mantuvieron sus costumbres y prácticas económicas. Cuando se produjo la independencia, no todos fueron integrados a la sociedad tal como se estaba conformando.

Luego de la independencia, los gobiernos vieron a los indios como un problema, ya que eran nómades y no reconocían a las autoridades establecidas. A lo largo de los años que siguieron a la formación de los países, se produjeron distintas campañas que tuvieron como objetivo eliminar a los indios y apropiarse de las tierras que ocupaban.