En 1943, los judíos de Varsovia, luego de más de dos años de vivir encerrados tras un muro en una zona de la ciudad, organizaron un levantamiento para resistir a los últimos traslados a los campos de exterminio. Ocultos en refugios subterráneos y con pocas armas, los judíos se enfrentaron a los soldados alemanes durante casi un mes. Muchos murieron en la pelea y el resto, más de 40.000 hombres, mujeres y niños, finalmente fueron trasladados a los campos y masacrados.

 

más información

En octubre de 1940 los alemanes crearon en Varsovia un gueto, esto es, una zona que se aisló del resto de la ciudad mediante un alto muro. Todos los judíos de la ciudad, casi 400.000, debieron trasladarse allí. El gueto era vigilado por soldados alemanes para impedir la salida de los judíos y la entrada de cualquier persona del exterior. Las condiciones de vida de los judíos en el gueto eran muy duras. Amontonados y sin suficiente comida, abrigo o medicinas, muchos murieron a causa del hambre, el frío y las enfermedades.

En 1942, los alemanes comenzaron a deportar a la población del gueto rumbo a los campos de exterminio. En poco más de un año, más de 300.000 judíos fueron trasladados. En julio de 1942, luego de las dos primeras deportaciones masivas, los judíos del gueto crearon un par de organizaciones clandestinas para resistirse a los traslados. Estas organizaciones consiguieron hacer ingresar al gueto armas y explosivos eludiendo el control de los guardias.

En enero de 1943 se dio la primera muestra de resistencia. Un grupo de judíos armados atacó a los alemanes que efectuaban una nueva deportación. Los habitantes del gueto cobraron ánimos con esta acción y comenzaron a construir refugios subterráneos. Cuando los alemanes volvieron a entrar al gueto, en abril, comenzó un enfrentamiento que duró casi un mes, durante el cual los judíos lograron mantenerse ocultos y realizar ataques aislados. Durante ese mes, los alemanes convirtieron el gueto en escombros y asesinaron a 7.000 judíos. El resto de ellos fue capturado y trasladado finalmente a los campos.

El levantamiento del gueto de Varsovia inspiró la resistencia de los judíos en otros guetos y campos de exterminio, y se lo considera el primer levantamiento urbano en la Europa ocupada por los alemanes.