Gandhi fue el gran líder del proceso por el cual la India consiguió la independencia del Imperio británico. La filosofía de resistencia pacífica y desobediencia civil de Gandhi se volvió popular entre los indios, que la pusieron en práctica en marchas, manifestaciones y protestas contra sus dominadores, especialmente a partir de 1919. A pesar de la represión británica, el movimiento revolucionario continuó hasta conseguir la independencia, el 15 de agosto de 1947.

 

más información

En 1857, luego de varios siglos de explotar los recursos naturales de la India mediante el monopolio comercial de la Compañía Británica de las Indias Orientales, el Imperio británico anexó oficialmente a la India a sus posesiones coloniales como un protectorado. Más tarde, en 1885, se creó el Congreso Nacional Indio, el partido político al que Mohandas Gandhi se unió en 1915.

El pensamiento de Gandhi se centró en el Satyagraha, una filosofía de revolución pacífica que buscaba que los indios se negaran a colaborar son sus dominadores sin intentar expulsarlos del territorio mediante la lucha armada. Gandhi también impulsó la convivencia entre los dos grandes grupos religiosos de la India, los hindúes y los musulmanes, y se opuso al sistema de castas que aún hoy divide a la sociedad india.

Gandhi dirigió tres grandes campañas que fueron momentos fundamentales en el proceso de independencia indio: la no cooperación en 1919-1922, el movimiento de resistencia pasiva de 1930-1931 y el movimiento Dejen India, de 1940-1942. Décadas de marchas y manifestaciones de millones de personas, de las cuales muchas sufrieron la cárcel y la violencia, llegaron al final el 15 de agosto de 1947, cuando Gran Bretaña reconoció la independencia de la India. El primer ministro pasó a ser Jawaharlal Nehru, el otro hombre importante del Congreso Nacional Indio. Junto con la independencia se produjo la separación de Pakistán, una región al oeste del territorio, lo que provocó una lucha entre hindúes, musulmanes y miembros de la religión sij, en la que murieron 200.000 personas. Tiempo después, Gandhi fue asesinado por un hindú que lo acusaba de haber promovido la separación, aunque él siempre había luchado por un país unido por encima de las diferencias religiosas.