En 1919, el arquitecto Walter Gropius fundó la escuela Bauhaus en Alemania, con la intención de profesionalizar al artista y al artesano. Grandes artistas fueron profesores de los distintos cursos y convirtieron a la Bauhaus en un referente para el arte, la arquitectura y el diseño moderno. Pronto, las ideas políticas de los profesores y estudiantes de la Bauhaus chocaron con el Partido Nacionalsocialista (Nazi) y cuando este llegó al poder, en 1933, clausuró la escuela definitivamente.

 

más información

La Bauhaus fue una escuela de arquitectura, diseño, arte y artesanía fundada en 1919 por el arquitecto Walter Gropius en la ciudad alemana de Weimar. La idea de Gropius era integrar todas las artes en cada proyecto. Para que los estudiantes pudiesen dominar técnicas muy diversas, la Bauhaus contó con talleres de alfarería, ebanistería, pintura, escultura, tejido, trabajo en vidrio, metal, etc. Estos cursos buscaban que la tecnología acompañara el desarrollo de la creatividad y la habilidad artesanal de los estudiantes. Gropius convocó a un grupo de notables profesores que procedían de movimientos artísticos de vanguardia, como el expresionismo y el arte abstracto, entre los que destacaban los pintores Wassily Kandinsky y Paul Klee.

La escuela influyó de manera determinante en la arquitectura moderna, a la vez que estableció y profesionalizó el diseño industrial y gráfico, creando una estética que llegó a todos los ámbitos de la vida cotidiana: edificios, muebles, tapices, lámparas, carteles y hasta los tipos de letra. La escuela tuvo tres directores: Gropius, Hannes Meyer y Ludwig Mies van der Rohe, quienes marcaron tres etapas diferentes: la primera, idealista y romántica; la segunda, más racionalista; la tercera, más experimental.

La historia de la Bauhaus fue breve. En 1925 tuvo que abandonar Weimar para establecerse en Dessau, de donde tuvo que partir también en 1932, ante la oposición del Partido Nacionalsocialista (Nazi), cuyo poder crecía cada vez más en Alemania. Berlín fue la última sede de la escuela, hasta 1933, año en que el Partido Nazi, ya en el poder del Gobierno central, la cerró definitivamente. Tras la clausura, muchos profesores y alumnos de la Bauhaus se trasladaron a los Estados Unidos, donde continuaron su trabajo.