En la década posterior a la Segunda Guerra, Estados Unidos vivió una serie de profundos cambios sociales; entre ellos, el surgimiento de un nuevo estilo musical: el rock and roll. Nacido como resultado de la mezcla de ritmos, el rock and roll marcó un cambio radical en la música popular. Los jóvenes se identificaron con los artistas, cuyas canciones se volvieron grandes éxitos para las compañías disqueras. En los años siguientes, el rock and roll se convirtió en un fenómeno de alcance mundial.

 

más información

En la década de 1950 existían en Estados Unidos dos corrientes musicales muy distintas entre sí: por un lado, el rhythm and blues, proveniente de la tradición musical de la población negra; por otro, el country and western, cuyas raíces se encontraban en la música de la población blanca del medio rural. La fusión de estos dos estilos dio lugar al surgimiento del rock and roll y a un fenómeno de alcance mundial.

El rock and roll marcó una ruptura con la música de la generación anterior y captó la atención de los jóvenes de la posguerra. Se trataba de música de ritmo rápido, bailable, canciones con letras sencillas y pegadizas y una estructura instrumental simple (guitarra eléctrica, bajo y batería) que aprovechaba los avances tecnológicos de la amplificación. El rock and roll se popularizó rápidamente gracias a la difusión del cine, la radio y la televisión. Como fenómeno social, logró superar las barreras raciales que dividían la sociedad estadounidense de la época: música hecha por negros y blancos que los jóvenes blancos y negros escuchaban, bailaban y compartían.

Entre los artistas más importantes de la primera época del rock and roll se encuentra Bill Haley: su canción de 1952, titulada Rock the Joint, se considera una de las primeras del género. Poco después, los discos de las nuevas estrellas se convirtieron en los más vendidos. En ese momento de auge aparecieron figuras como Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly, Chuck Berry, Little Richard y Fats Domino. El primer gran cambio del nuevo estilo se produjo en la década de 1960 con la entrada en escena de las bandas inglesas: The Kinks, The Animals, The Who, The Rolling Stones y The Beatles, entre otras, que llevaron el rock and roll a un nivel de popularidad nunca antes alcanzado por otro ritmo.