El trabajo de los niños era una costumbre común entre las familias campesinas y artesanas. En las primeras décadas de la revolución industrial, una gran cantidad de niños y niñas trabajaron en las fábricas y en las minas de carbón.

 

más información

La revolución industrial produjo cambios importantes en la vida de millones de personas. Muchas comenzaron a trabajar
en fábricas y muchas de ellas eran niños. En las primeras fábricas inglesas esos niños eran menores de siete años,
obligados a trabajar entre doce y quince horas todos los días de la semana. No se alimentaban correctamente, estaban en
un ambiente lleno de peligro y suciedad, no podían ir a la escuela ni jugar porque pasaban largas horas trabajando.

 

Actividad

Realiza una historieta en la que los personajes sean: un niño obrero, un dueño de una fábrica, un minero y una mujer obrera y que incluya sus condiciones de vida.

 

Para conocer más lee los contenidos relacionados a esta actividad.